En el Pacífico colombiano SE HABLA CETÁCEO

Era domingo por la mañana e íbamos sentados en un improvisado vagón de madera halado por un tractor, más exactamente una tracto-chiva, el modo de transporte más conocido para hacer el corto recorrido que separa a Ladrilleros de Juanchaco. En el letargo del calor íbamos todos ensimismados en nuestros propios mundos: Mariana, la Mexi, pensando en la arquitectura local; Romain, el francés, hablaba con Nathalye su esposa y los demás íbamos hipnotizados admirando la inmensidad del Océano Pacífico que bordea gran parte del camino.

Bienvenidos al Pacífico colombiano

Sigue leyendo