TURKATS

Los gatos son los verdaderos dueños de las ciudades turcas. Se encuentran en las calles, en los almacenes, en las mezquitas y hasta en los ¡restaurantes! (pero no como comida ¡jajaja!). Las personas locales los adoran, los miman y los cuidan. Son las mascotas públicas. Esto en parte se debe a que en la tradición musulmana los gatos han sido animales muy importantes.

“Al profeta Mahoma le encantaban los gatos. Cuenta una leyenda que en una ocasión su gata favorita, llamada Muezza, se quedó dormida en su túnica. Mahoma prefirió sacrificar su túnica, cortando la manga en la que reposaba su gata antes que despertarla para salir. A su regreso, Muezza le agradeció el gesto que había tenido con una inclinación de cabeza y el profeta, complacido, le concedió a ella y al resto de gatos el poder de caer siempre de pie” (http://gateraderumbo.blogspot.co.uk/2008/02/la-gata-muezza.html)

Gato negro

Gato Negro, así como el vino.

Sigue leyendo