Oans, Zwoa, Drei … G’suffa

Por Mariana Orozco Blanco

Oktoberfest es una celebración de la que seguramente han escuchado. Es la fiesta popular más grande de Alemania ¡hasta Club Colombia tiene edición especial para esta fiesta dedicada a la cerveza! Aunque su nombre sugiere que se celebra a lo largo del mes de octubre, lo cierto es que la celebración va desde mediados de septiembre hasta la primera semana de octubre.

Oct1

Entrada a Oktoberfest

La historia cuenta que el primer Oktoberfest se celebró en Múnich en 1810 con motivo del matrimonio entre el príncipe Luis I de Baviera y la princesa Teresa de Sajonia y que el evento principal fue una carrera de caballos, pero el éxito fue tal, que se convirtió en la tradición que vemos hoy en día. En esta primera ocasión Oktoberfest se celebró en octubre pero luego lo movieron a septiembre ya que en este mes se gozaba de un mejor clima para tan magna festividad.

Aún hoy en el lugar donde se celebra Oktoberfest, hay una gran estatua de la princesa Teresa.

Oct2

Estatua de la princesa Teresa en Theresenwiese

Hoy en día Oktoberfest se sigue celebrando en el Theresenwiese que traduce Campo de Teresa, muy cerca de la estación central Hauptbahnhof, la que se convierte en el punto de encuentro para los millones de turistas que llegan a vivir esta experiencia única. Desde ahí se puede caminar unos 10 minutos y ya estarán ad portas de Theresenwiese, ¡incluso hay flechas en las calles para indicarle a los peatones hacia donde ir! Es decir ¡No hay pierde!

Oct3

El camino hacia Oktoberfest

Pero Oktoberfest no es solo una fiesta para la cerveza, es una fiesta para la cerveza de la región de Baviera, y no cualquier Águila Light puede ser servida en este extraordinario evento. Solamente la cerveza que cumple con el Reinheitsgebot – ley de pureza – a un mínimo de 13.5 Stammwürze – medida de los extractos que tiene la cerveza – puede ser servida en Oktoberfest y además debe ser fabricada dentro de los límites de la ciudad de Múnich.

 La vestimenta

Los vestidos típicos de la región de Baviera, tanto para hombres como para mujeres, aunque no sean requisitos para ir a Oktoberfest, encontrarán que el 95% de los visitantes lo usan. Las mujeres utilizamos el dirndl, compuesto por una blusa blanca, un vestido ajustado en la cintura y un delantal. El delantal puede llegar a ser la parte más importante de todas porque la posición del lazo da a conocer su estado civil. Al costado izquierdo significa que están solteras y a la orden, a la derecha significa que están en una relación, o mas específicamente casadas, en el centro que son vírgenes y cero interesadas en los placeres de la carne y detrás, que son viudas.

A mi me llamó la atención lo caros que podían a llegar a ser los dirndl cuando estuve buscando para comprar uno. Los precios pueden llegar hasta los 500 y 600 euros y esto es porque este vestuario con frecuencia es utilizado para asistir a eventos especiales. Yo encontré una tienda que decía bien grande “WILKOMEN DIRNDLS from 30E” cerca de la estación central y allí lo compré para quedar 100% lista para disfrutar Oktoberfest.

Los hombres también llevan una vestimenta especial conformada por una camisa manga larga a cuadros, pantalones a las rodillas de cuero y un gorro tipo Robin Hood.

Oct4

Mi hermano y yo usando la vestimenta típica de Baviera en Oktoberfest

Dónde hospedarse

¡Se imaginan bien! Los precios de todo se disparan durante Oktoberfest, en especial durante los fines de semana. Aunque todo el mundo quiere quedarse en un lugar central la verdad es que yo me quedé en un Airbnb casi en el anillo más exterior de la ciudad y no tuve dificultad para nada. Lo importante siempre es que, donde sea que se queden tengan acceso al transporte publico, que en la ciudad incluye el metro, el tram y los autobuses. Luego se pueden comprar un tiquete para 3 días que incluye los 3 tipos de transporte y no van a tener problema para nada. Claro que si su presupuesto les permite quedarse en todo el centro, pues muchísimo mejor.

Otra de las opciones que tenía, era quedarnos en campings pre-instalados, que se han convertido en una de las opciones más económicas y divertidas (para algunos intrépidos) al momento de hospedarse en Oktoberfest. A mi hermano y a mí la verdad no nos apetecía mucho la idea de esperar para utilizar los baños y duchas públicos, pero con un presupuesto ajustado seguro que la espera vale la pena. GP tents es una de las opciones y cuando revisamos los precios estaban de alrededor de 100 euros la noche para dos personas.

Entrando en materia

Lo primero que deben saber es que la entrada a Theresenwiese es gratuita. Ya adentro es donde viene lo bueno o mejor lo no tan bueno, el consumo es bastante costoso. Hay de todo para todos: montañas rusas, diferentes juegos tipo parque de diversiones, carritos de comida, de dulces y están las carpas de las cerveceras que lograron que su cerveza fuera considerada apta para Oktoberfest. La única manera de asegurarse de tener un sitio en las carpas cerveceras es reservar con meses y hasta años de anticipación. Por eso, las personas que no tenemos reserva, nos vamos muy muy muy temprano a intentar coger puesto, así sea por un rato. La mayoría de las reservas las hacen para las 5 o 6 de la tarde que es el momento en el que mayor cantidad de gente ingresa.

OCT5

El ambiente por fuera de las carpas

Llegamos más o menos a las 12:30 pm y empezamos a intentar entrar en algunas carpas, en un par nos dijeron que estaban completamente llenas pero en la carpa de la cerveza Paulaner encontramos la opción de quedarnos de pie, y luego con la maña suramericana que nos caracteriza, conseguimos que un grupo nos dejara sentarnos con ellos en una de las mesas.

oct6

Carpa de cervecería Paulaner

Algo muy impresionante es ver a los meseros y sobretodo a las meseras, llevar 5 o 6 litros de cerveza hasta las mesas. ¡Imagínense la fuerza que tienen! A mí el brazo me dolía después de 10 minutos sosteniendo la mía.

oct7

Con nuestros litros de cerveza en la carpa Paulaner

Importante que lleven ¡mucho, pero mucho efectivo! En la mayoría de carpas y carritos de comida solo aceptan cash. Por supuesto hay cajeros automáticos, pero es mejor prevenir y evitarse las filas y la incomodidad. El precio del litro de cerveza: 11.50 euros… pero deben darle propina al mesero sí o sí. Así que prácticamente prepárense para pagar entre 12 y 14 euros por cada litro que se vayan a tomar.

Algo que nos impresionó fue lo celosos que eran los meseros con sus mesas. Como les dije, nos sentamos en una mesa, pero ya habíamos comprado nuestros litros mientras esperábamos de pie. Inmediatamente el mesero encargado de la mesa en la que nos sentamos, nos hizo entender que no podíamos estar ahí porque no le habíamos comprado a él. Nosotros obviamente no teníamos la menor intención de pararnos, y lo embolatamos pidiéndole unas salchichas y un litro más, y con eso medio se calmó. Pero ahí les dejo la anécdota para que no les pase.

oct8

Acá de colados en la mesa

El ambiente dentro de las carpas es genial. Hay música en vivo y cada 15 o 20 minutos cantan una cancioncita muy pegajosa:

“Ein prosit, ein prosit, der gemutlichkeit, ein prosit, ein prosit, der germutlichkeit.

Oans, Zwoa, Drei … G’suffa!”

Traduce mas o menos, “brindemos, brindemos por los buenos tiempos, brindemos, brindemos por los buenos tiempos. Uno, dos y tres, a beber!”

El grado de euforia cuando suena la melodía de esta canción es sencillamente indescriptible y obviamente todos levantan bien altas sus copas y brindan tan fuertemente que es más la cerveza que queda fuera que la que queda dentro de los enormes jarros típicos.

Fuera de las carpas no es posible conseguir cervezas. Pueden comprar cocteles y copas de Proseco pero para tomar cerveza deben ir exclusivamente a las carpas. También hay una sola carpa dedicada a todo lo que no sea cerveza, en la que es un poco más fácil conseguir lugar por obvias razones. Nosotros terminamos un rato ahí ya que mi hermano quería tomar whisky (como buen vallenato).

Si están con su pareja, la tradición es que el hombre le regale a la mujer una galleta en forma de corazón que normalmente dice cosas muy cursis como “te amo mi princesa”. Aparentemente la galleta no es para comer sino solo para conservar como recuerdo. Para mi una galleta que no se puede comer es la tontería más grande, pero bueno… ¡¡el amor!!

Lo último que deben saber, es que alrededor de la ciudad, directamente en las fabricas de cerveza, también se celebra Oktoberfest de manera similar. Son lugares muy grandes a los que también pueden ir a comer o a curiosear.

Para mí Oktoberfest también fue la oportunidad de reencontrarme con mi gran amiga del colegio Jessica a la que hace más de 5 años no veía. Ella ha estado viviendo en Múnich por casi dos años. Si quieren ver un poco más sobre lo que pasa en Oktoberfest, los invito a ver el video de su canal de YouTube en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=siFXWac84_4

¡Prost!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s