Cuba reconquistó a Hollywood

Por Javier Andrés Escobar G.

Cuba está de moda, aunque siendo sinceros, siempre ha dado de qué hablar. No me refiero a la novela de odios que ha vivido con Estados Unidos, no. Desde que Colón pisó tierras americanas, la mayor de las Antillas se convirtió en un bastión de la corona española y era parada casi que obligada para los muchos barcos que iban y venían entre Europa y América.

IMG_8355

Amanecer en la bahía de La Habana, Cuba

A medida que ese flujo de navegantes fue en aumento la importancia de la hoy República de Cuba fue creciendo. Ciudades como Santiago de Cuba y La Habana fueron floreciendo y se llenaron paulatinamente de riquezas y una pequeña burguesía que le fue dando esplendor a sus ciudades, o como lo describe Óscar Zanetti en su Historia Mínima de Cuba “(…) Marquesados y condados vinieron a adornar así a una singular nobleza criolla, cuyas presunciones aristocráticas, además de imprimir cierto boato al modo de vida, tendrían perdurable expresión arquitectónica en los palacetes que, junto a conventos y fortalezas fueron completando el perfil de la capital colonial (…)” (Zanetti, 2013; 76).

Estos palacetes, conventos y fortalezas han sobrevivido por varios siglos y se han combinado con otro tipo de corrientes arquitectónicas como la comunista, que le dan a la ciudad un sello único en el mundo. Pero sin duda, el bloqueo económico de Estados Unidos y, sus difíciles relaciones bilaterales, han hecho que el ambiente cubano haya quedado congelado entre los años 50 y 60, lo que da una sensación de estar inmersos en una película  y, una prueba de esto, es el ver pasar por cualquiera de las avenidas de la capital cubana un desfile de carros Plymouth, Kaiser, Dodge y Chevrolet, entre otros, todos anteriores a la Revolución.

IMG_7934

Avenidas de La Habana con sus carros antiguos

Con Revolución me refiero al gobierno de Fidel Castro, que es como todos los cubanos le dicen a su régimen político cada vez que van a hablar de él: la Revolución decidió tal cosa, la Revolución definió tal otra. Esa misma Revolución que los mantiene en un estado de miedo y que se siente en la calle, quien habla siempre trata de decir algo positivo de ella y, si no es así, la conversación no dura mucho.

Sin embargo, los tiempos están cambiando. Los jóvenes quieren que la situación mejore, pero les da miedo, pues no todo lo que les provee la Revolución es malo. En las calles de La Habana, a pesar de haber necesidades, muchas, no hay pobreza indigna ni altos índices de violencia, la gente tiene educación gratis, así el médico gane más como taxista que con su profesión y, literalmente, la gente no se muere por no poder ser atendido en un hospital. Pero todos esos beneficios sin ningún tipo de libertad, ni siquiera el acceso a la información,  al parecer, pierden su relevancia.

El tema de la información es dramático. La única información a la que tienen acceso los nativos les llega desde canales del Estado y emisoras como Radio Rebelde. En Cuba hasta hace muy poco se empezó a implementar el servicio de internet Wi-Fi y aún es muy limitado. Cada hotel tiene unas tarjetas que vende a sus huéspedes y que dan internet por una hora e igualmente hay personas que las venden en las calles para que algunos cubanos accedan al servicio. Es por esto que alrededor de los hoteles verán muchas personas sentadas en los muros con sus celulares aprovechando estos valiosos minutos que sirven como canal para conectarse a la realidad mundial de la que mantienen bastante aislados.

IMG_7956

Cubanos sentados cerca a los hoteles para acceder a internet 

Sin duda, en el gobierno de la Revolución se respira revolución. En muchas calles de La Habana se van a encontrar murales o vallas con inscripciones como “Socialismo o Muerte”, “Revolución es construir” y “Cuba Libre 26 de julio”. Este último hace referencia al movimiento del que hacía parte Fidel Castro en 1953 y que atacó a un cuartel en Santiago de Cuba, plan que fracasó y del que Castro ¡salió vivo de milagro! Pero que lo mandó a la cárcel. De allí saldría a México para después volver y arrebatarle el poder de las manos al dictador Fulgencio Batista.

IMG_8034

¡Cuba Libre!- 26 de julio

La mítica frase “Hasta la victoria siempre” es otra de las inscripciones que verán… y en el lugar más emblemático donde la encontrarán es en ¡la Plaza de la Revolución! Es allí donde realizan la mayoría de los grandes actos públicos en la ciudad y está rodeada de los diferentes ministerios y edificios institucionales más importantes. La imagen que seguro muchos conocen de esta plaza es la de Ernesto ‘Che’ Guevara en relieve en la fachada del Ministerio del Interior cubano. Esta obra fue realizada por Enrique Ávila, quien años después también hizo la de Camilo Cienfuegos, otro importante revolucionario, en la fachada del Ministerio de Comunicaciones y que tiene la inscripción “Vas bien Fidel”, haciendo alusión a la respuesta que le dio Cienfuegos a Castro en un acto público recién comenzaba la Revolución.

IMG_7984

Ernesto ‘Che’ Guevara en la fachada del Ministerio del Interior en la Plaza de la Revolución


IMG_7974

Camilo Cienfuegos en la fachada del Ministerio de Comunicaciones en la Plaza de la Revolución

En esta misma plaza van a ver la Torre Panorámica junto al monumento a José Martí, el mártir de la independencia cubana. También en el marco de esta gigantesca plaza está el Palacio de la Revolución, el mismo donde hace poco Raúl Castro, actual presidente cubano, recibió a Barack Obama, presidente de Estados Unidos, acto que probablemente fue la primera piedra de una serie de cambios que habrá en la isla.

IMG_7972

Torre Panorámica en la Plaza de la Revolución

Una vez recorran la plaza de la revolución y se tomen las fotos correspondientes podrán irse de allí en un taxi antiguo para que den una vuelta por El Vedado. Este es el barrio donde se encuentran las mansiones de corte tropical, pero de inspiración neoclásica o como mejor lo describe Zanetti “(…) el rigor neoclásico no alcanzó sin embargo a suplantar las expresiones de lo criollo en las viviendas, que con sus medios puntos de vivos colores y el mobiliario de rejilla respondía a las peculiaridades del trópico apelando a recursos que ya llevaban un sello de identidad (…)” (Pg. 144; 2013). Allí verán lo que fue el barrio de la gente rica de La Habana, en donde hoy en día hay escuelas y casas de vivienda compartidas, algunas con sus colores aún presentes pero descascarados mostrando el deterioro y el paso del tiempo.

IMG_7925

Mansión en El Vedado


IMG_7962

El Vedado


IMG_7921

El Vedado

En El Vedado también encontrarán joyas de la arquitectura habanera como el Hotel Nacional que fue un importante casino en su época y que hoy en día es uno de los lugares mejor conservados de la ciudad. Entrar en él es toda una experiencia de lujo de épocas pasadas. No se arrepentirán si se sientan un rato en su terraza con vista al Malecón de La Habana a tomarse un mojito al ritmo del famoso son cubano y con la frescura de la brisa y el olor a mar que tanto relajan ¡insuperable!

IMG_8298

Hotel Nacional de Cuba


IMG_8008

Hotel Nacional de Cuba en el interior

En este barrio también se encuentra el antiguo Hotel Hilton de La Habana, que hoy se llama Tryp Habana Libre. En este hotel me quedé yo y al entrar ustedes verán que aunque es un hotel que muestra que durante su historia ha sido bastante lujoso y sus zonas comunes están perfectas, uno nunca se imaginaría el estado en el que están sus pasillos y habitaciones. Los pasillos tienen alfombras desgastadas y con fuertes olores a humedad, hasta tal punto que ¡un día se reventó un tubo y el pasillo se estaba inundando! ¡ja ja ja! Las habitaciones son muy grandes como en cualquier hotel de esta categoría pero los detalles son decadentes. Las puertas dañadas y su madera descascarada, sin embargo, la vista que tiene este hotel de La Habana es ¡bellísima! La ubicación es excelente y, ni qué decir, de las historias que guardan sus paredes ¡hasta un intento de homicidio a Fidel Castro!

IMG_7920

Hotel Tryp Habana Libre- Antiguo Hotel Hilton

Muy cerca de estos dos se encuentra el edificio Focsa que es “una de las 7 maravillas de la ingeniería civil cubana” tal y como los locales dicen.

IMG_7922

Edificio Focsa en El Vedado

Más allá de recorrer las lindas y coloridas calles de El Vedado pueden ir hacia Miramar que es la zona en donde uno se da cuenta que esa “tal igualdad no existe”. Esta es la zona de todas las embajadas y casas de altos funcionarios de La Revolución. Lo más exótico que encontrarán será la embajada de Rusia que tiene una estructura bastante alta y particular, demostrando el poderío e importancia que alguna vez tuvo este país para la isla.

Pero sin duda, si tienen poco tiempo en La Habana, mi recomendación sería ir a la Habana Vieja sin pensarlo, esta zona de la ciudad es patrimonio de la humanidad desde 1982 y ¡tiene suficientes méritos para serlo! Es completamente espectacular. Aunque algunas de sus calles y fachadas estén cayendo a pedazos, eso ayuda a crear una atmósfera de romanticismo mezclada con misterio o como diría Daniel Samper Ospina “(…) Toda la ciudad está herida por un abandono maravilloso, por un deterioro casi literario (…)”.

Caminar entre las calles les dará la posibilidad de encontrar todas las joyas arquitectónicas que quieran. Para empezar podrán recorrer el Barrio Chino y entre sus calles de frente se encontrarán el gran Capitolio de La Habana que fue construido inspirado en el de Estados Unidos. Muy cerca del Capitolio está el Gran Teatro Alicia Alonso que como dirían las mamás “parece hecho de azúcar”, es impresionante. A los alrededores encontrarán muchos taxis descapotados de todos los colores y que los hará sentir en un escenario, otra vez, ¡de película!

IMG_8119

Entrada al Barrio Chino de La Habana


IMG_8132

Vista del Capitolio desde el Barrio Chino de La Habana


IMG_8136

Detalles de fachadas en el Barrio Chino


IMG_8139

Gran Teatro Alicia Alonso


IMG_8144

Gran Teatro Alicia Alonso

Si se quieren quedar en uno de los mejores hoteles de La Habana por estos días, tendrán que quedarse en esta zona, pues el Hotel Saratoga queda muy cerca del Capitolio y del Parque de la Fraternidad. Aunque la construcción de hoteles se encuentra en auge en estos momentos en la ciudad y  en el centro histórico, el Hotel La Manzana de Gómez promete ser algo excepcional.

IMG_8146

Capitolio de La Habana


IMG_8309

Hotel Saratoga en La Habana

Si siguen caminando del Capitolio hacia el Malecón se van a encontrar el Parque Central de la Habana, que va a ser el punto para empezar su recorrido por la Habana Vieja. En el Parque Central verán la estatua en homenaje a José Martí, el mismo de la Plaza de la Revolución, y al frente de la plaza está el Hotel Inglaterra uno de los más icónicos de la ciudad donde podrán sentarse a tomar un café. Si siguen en dirección al Malecón está el Paseo del Prado que es algo así como la rambla en Barcelona,  un lugar bastante sofisticado lleno de árboles y adornado con faroles y unos imponentes leones que dan una imagen de sofisticación y, no por nada fue el sitio elegido por Chanel para ser escenario de su desfile en la ciudad.

IMG_8175

Parque Central con el homenaje a José Martí y de fondo el Hotel Inglaterra


IMG_8305

Paseo del Prado en La Habana

Si terminaron de caminar por el Paseo del Prado y les da pereza caminar pueden tomar un Coco Taxi, que son como unos mini carros redondos o una bici taxi que no les costarán muchos Pesos Cubanos Convertibles (CUC), que es la moneda que tendrán que manejar como turistas, pues los locales manejan una diferente. Para nosotros los colombianos en Cuba los precios son como si fueran Euros, la verdad no es tan barato como uno pensaría, pero allá en cualquier recepción de hotel les cambiarán ya sean Dólares o Euros a  CUC, entonces por eso no tendrán problema.

IMG_8293

Coco Taxi

Pero, volviendo al recorrido, de ahí podrán ir al Museo de la Revolución, donde tendrán una visión diferente de la mayoría del mundo occidental, una visión parecida a la que pueden ver en los museos de Vietnam, punto de vista donde las guerrillas o grupos de izquierda han logrado llegar al poder. De verdad es muy interesante el museo, además, verán la exhibición del Granma que es el nombre del yate en el que se desplazaron, desde México a Cuba, Castro y su tropa desembarcando en las playas cubanas en diciembre de 1956, comenzando así la lucha que llevó al poder al Movimiento 26 de Julio. Al  caminar el museo se darán cuenta que en algunas paredes aún existen los tiros de alguno de los intentos de tomas de poder en Cuba, pues este lugar fue por mucho tiempo el palacio presidencial y por eso también es conocido como el Palacio de Menocal. Si les gustan mucho los museos también está el de Bellas Artes.

IMG_8190

Entrada al Museo de la Revolución antiguo palacio presidencial


IMG_8195

Obra en el museo 


IMG_8204

Yate Granma

De vuelta al centro histórico podrán hacer una pequeña parada para que vean uno de los edificios más importantes de La Habana, el Edificio Bacardí. Sí, señoras y señores, el ron Bacardí tuvo su origen en Cuba, más específicamente en Santiago de Cuba y fue fundado por don Facundo Bacardí Massó de origen catalán pero que con mucho esfuerzo dejó la semilla de un gran imperio que sus hijos y nietos hicieron crecer hasta convertirse en lo que es hoy. La verdad, tengo que confesar, que cuando visité esta joya del Art Deco de los años 30, sentí mucha nostalgia. Antes de ir a Cuba me leí Bacardí y la larga lucha por Cuba de Tom Gjelten en donde contaban toda la influencia de la familia Bacardí a través de la historia cubana y en uno de los capítulos se hablaba de un tema ineludible: la revolución.

IMG_8151

Edificio Bacardí en La Habana

Los Bacardí y su empresa, cuando comenzó la revolución, apoyaron en su totalidad a Castro y su causa, tanto así que Pepín Bosch quien era el presidente de la compañía por esos días lo acompañó a Estados Unidos para presentarle a muchas personas influyentes que él conocía, contactos que al presidente le servirían, pero en ningún momento imaginaba que la revolución unos pocos meses después se vendría en contra de su compañía y su familia, nacionalizando todos sus negocios y desterrándolos de su amada tierra. En un principio Castro pretendió seguir produciendo el ron Bacardí, pero como ellos ya se habían expandido en otros países y eran una marca internacional, dieron la pelea en tribunales y lograron quedarse con la marca. Sin embargo, dejaron atrás todos sus inicios y lo que con tanto esfuerzo construyó el patriarca Bacardí. Una de estas joyas fue el edificio Bacardí que hoy en día funciona como oficinas de diferentes índoles, aunque aún conserve el nombre y el murciélago, que es el logo de la marca, en su punta.

IMG_8155

Interior Edificio Bacardí

Más allá del edificio como tal, lo que representa es ese anhelo de los cubanos expatriados de volver a lo suyo y recuperar lo que les fue arrebatado de manera tan abrupta, tal y como aún lo luchan desde las altas esferas la familia Bacardí. Sin embargo, hoy en día que suenan campanas de libertad, creo que lo mejor es que todos ellos dejen sus odios de lado y aporten su granito de arena para que los cubanos, sus coterráneos, que han vivido tan oprimidos por tanto tiempo tengan la posibilidad de ser un poco más libres y, que no sean sus mismos hermanos quienes dificulten este proceso de apertura.

Siguiendo el recorrido aún falta lo más importante: el Boulevar de Obispo -como lo escriben allá- y la verdadera Habana Vieja. Estando en el Edificio Bacardí y caminando en sentido contrario del Malecón por la Avenida Bélgica se encontrarán con el icónico bar Floridita, donde Hemingway, el famoso escritor, pasaba sus noches empinando el codo tomando sus daiquiris, coctel que es hecho precisamente de ron blanco (originalmente Bacardí) y limón y es ¡delicioso!… deben preguntarle a mi mamá que fue mi compañera de viaje y se los disfrutó tal y como el gran escritor lo hacía  ¡jajaja! Si son más de las 11 de la mañana ya podrán tomarse uno, disfrutar del grupo de son cubano que normalmente tienen en la mayoría de establecimientos y empezar alegremente su recorrido.

IMG_8165

Boulevar de Obispo


IMG_8162

Bar Floridita


IMG_8321

Daiquiri en Floridita


IMG_8329

Estatuta en homenaje a Hemingway en Floridita


IMG_8215

Boulevar de Obispo

Pasar por Obispo será una experiencia llena de colores y alegría, todas las puertas de las casas estarán abiertas para que conozcan cómo viven los habaneros, verán a través de las rejas de algunas casonas a los niños estudiando, todos en una algarabía y ataviados con las pañoletas de la revolución al cuello, se encontrarán muchos paladares (que son los restaurantes privados y hoy legales), cafés, panaderías, boticas de época que funcionan como museo, en fin podrán ver la arquitectura y podrán inferir en el lujo en el que algunos vivían hace 60 años en la isla. Toda esta atmósfera mezclada con el son cubano que siempre es un acierto musical, les dará una banda sonora para las escenas de su vida que vivirán por estas calles.

IMG_6474

Niños estudiando- foto de Nathalye Cotrino y Romain Viscaye

La parada más importante, tal vez, es en la Plaza de la Catedral pues la iglesia primada, que data del S. XVIII, es toda una maravilla arquitectónica de influencia toscana. Allí en los alrededores encontrarán muchos restaurantes y almacenes, entre ellos la famosa Bodeguita del Medio que es parada obligatoria para tomarse un mojito, pues como decía Hemingway: “Mi mojito en la bodeguita, mi daiquiri en Floridita” (El Espectador, 2015). La verdad generalmente está muy lleno y se volvió muy turístico, pero no se preocupen, en muchos de los paladares o cafés que encuentren se podrán sentar a tomarse su mojito y, por qué no, comerse un plato de moros y cristianos (carne mechada y frijoles) que en La Habana tienen un sabor especial.

IMG_8242

Catedral de La Habana


IMG_8239

Plaza de la Catedral en La Habana


IMG_8255

Bodeguita del Medio


IMG_8256

Personajes de las calles de La Habana Vieja

La siguiente parada debe ser la Plaza de Armas para que puedan ver por qué la ciudad era un fortín pues “(…) Rodeada de fortalezas y murallas La Habana era considerada inexpugnable (…)” (Zanetti, 2013; 80). Lo primero que verán en este lugar será el Castillo de la Real Fuerza de La Habana, que defendió la urbe de los temidos piratas en el S. XVIII. De ahí deben seguir a la Plaza Vieja y la Plaza de San Francisco, que tiene la hermosa Iglesia de San Francisco y podrán tomarse una foto con la famosa estatua del Caballero de París, que era un hombre español que llegó a La Habana y perdió la cordura tras ser detenido y encarcelado por un crimen que nunca cometió y, después de eso, vagó por las calles de la ciudad por muchos años con una capa negra sobre sus hombros. Se dice que quien toca su barba y su dedo volverá a La Habana y ¡tendrá mucha suerte!

IMG_8234

Plaza de Armas


IMG_8237

Castillo de la Real Fuerza de La Habana


IMG_8267

Plaza Vieja


IMG_8281

Plaza de San Francisco


IMG_8273

Iglesia de San Franciso


IMG_8274

Plaza de San Francisco


IMG_8287

Caballero de La Habana

Para que tengan plan para por las noches, aparte de los muchos shows de son cubano que se ofrecen,  podrán ir al célebre show de Tropicana que ha sobrevivido por más de 70 años con sus vibrantes colores y coreografías y,  por otro lado, a los que les gustan los planes más históricos, a las 9:00 p.m. todas las noches en el Castillo de San Carlos- La Cabaña recrean los cañonazos que disparaban desde esta fortaleza para anunciar el toque de queda ¡es bastante interesante! Además hay una vista espectacular de la bahía.

IMG_8085

Show de Tropicana


IMG_8090

Show de Tropicana


IMG_8343

Castillo de San Carlos – La Cabaña

Si tienen más tiempo en La Habana y son seguidores de Hemingway se puede visitar el Hotel Ambos Mundos donde vivió recién llegado a la isla y la finca Vigía a las afueras de la ciudad que fue su residencia oficial. El cementerio de La Habana también vale la pena visitarlo para ver su fachada y los grandes mausoleos.

IMG_8117

Cementerio de La Habana

En todo caso y a pesar de que hay muchas opiniones de si visitar La Habana y Cuba en general, o no, sobre todo por la situación en la que viven, por su régimen político, por la carencia de buen servicio en el sector turístico, por la gente pidiendo propinas siempre o pidiendo víveres, entre otros. En mi opinión recomiendo sin titubeos ir a Cuba y más en estos momentos de cambio, pues pueden tener la experiencia de cómo es vivir bajo un régimen con tantas restricciones que los hará valorar mucho más las libertades que en nuestros países hemos ido ganando. Sin embargo, hoy que termino de escribir este artículo, Cuba da más y más pasos hacia esa apertura, en el periódico de hoy, por ejemplo, hay una noticia titulada “El encanto de La Habana reconquistó a Hollywood” (El Tiempo, 2016)… los demás acontecimientos que de ahora en adelante sucedan en Cuba, muy seguramente irán cambiando estas realidades que aquí les conté e irán escribiendo una nueva historia para la isla.

Ñapa del viaje

Después de que visiten La Habana habrá muchos destinos a los que querrán ir y de los que habían oído hablar, debido a que mi viaje fue de más o menos 8 días no tuve el tiempo suficiente para ir a todos los lugares que quería. Sin embargo, mi segunda parada fue Varadero donde tendrán el plan playa, brisa y mar con muchas comodidades y con unas playas hermosas.

IMG_8367

Playas de Varadero

Por otro lado, mis amigos Nathalye y su esposo Romain, expertos viajeros, estuvieron en la isla alrededor de 15 días y alcanzaron a visitar otras ciudades coloniales como Trinidad de la que quedaron enamorados por su atmósfera.

IMG_6506

Trinidad, Cuba- Foto por: Nathalye Cotrino y Romain Viscaye


IMG_6522

Calles de Trinidad- Foto por: Nathalye Cotrino y Romain Viscaye


IMG_6525

Calles de Trinidad- Foto por: Nathalye Cotrino y Romain Viscaye


IMG_6558

Trinidad, Cuba- Foto por: Nathalye Cotrino y Romain Viscaye

Además, llegaron hasta los paradisíacos Cayo Coco y Cayo Guillermo ¡Muy recomendados también!

IMG_6329

Cayo Coco


IMG_6367

Cayo Guillermo

Información adicional

¿Se necesita visa?

No es visa, es una tarjeta de turismo. La pueden comprar en cualquier agencia de viaje, en la embajada cubana o simplemente en el aeropuerto, en su país o al llegar a la isla, la podrán comprar.

Contactos de interés
Si necesitan alojamiento barato, ya es legal que los cubanos alquilen habitaciones en sus casas.
Este es el teléfono de un lugar en La Habana Vieja recomendado por Nathalye y Romain:
Eduardo
Calle Refugio # 103 Entre Prado y Morro
Si necesitan un taxista en La Habana: 
Osvaldo Rojas
¡Disfruten Cuba!

2 pensamientos en “Cuba reconquistó a Hollywood

  1. Querido Javi: Una vez mas me admiro de tus dotes de escritor y narrador turístico.
    Conozco la Habana y haces una descripción muy precisa y bonita de esta bella ciudad¡¡ Te felicito no solo por eso, sino porque se ve que estudia juiciosamente los lugares que habrás de visitar¡¡
    un abrazo fuerte.
    Myriam Bernal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s