¡De Boyacá para usted, sumercé!

Por Javier Andrés Escobar G.

“Aquí nací, aquí crecí y aquí moriré” asegura Félix Antonio Agudelo, monguiseño de pura cepa; papero de profesión y fiel tomador de cerveza, la perfecta descripción del buen boyacense para quienes creen en estereotipos, pues en realidad el departamento que más produce papa y toma cerveza en el país es ¡Cundinamarca! claro que Boyacá va de segundo.

Por: Javier Andrés Escobar G.

Caminando por las calles de Monguí

Estas estadísticas son completamente desvirtuadas por lo que se ve en las calles de Monguí: ¡más cervezas que personas! Y además, según Félix, el mayor peligro que hay en el llamado pueblo más bonito de Boyacá es ¡quedarse dormido de la borrachera en la calle! y “eso que la gente lo ayuda a llegar a uno a la casa”.

Las palabras de este octogenario hombre son ciertas, en Monguí no pasa nada, en el buen sentido de la palabra. Sus costumbres siguen intactas, las personas todavía se saludan con palabras tan cercanas como comadre y compadre y las fiestas aún se celebran al ritmo de carranga. Por estos días de época electoral la costumbre también se hace presente ¡Qué viva Henry Argüello! Gritaban algunos azuzadores en la fiesta ofrecida por el político aspirante a la Alcaldía, a una cuadra de la plaza principal, mientras que la gran mayoría respondía al unísono ¡que viva! Tal y como se hacía hace cincuenta años en plaza pública.

Por: Javier Andrés Escobar G.

Monguiseños celebrando al son de la carranga

El día a día no es muy diferente, un hombre pasea a sus vacas por las calles de la ciudad; otro apera su caballo en plena calle y un hijo espera en una calle, junto a su burro, a que su padre termine sus compras y ¡por supuesto! Muchos se sientan con sus sombreros de fieltro y sus ruanas, que mitigan el frio que hay a 2.900 msnm,  a tomarse unas cervezas en alguna de las tiendas del pueblo al son de una rockola.

IMG_7060

El hombre que pasea sus vacas por el pueblo

IMG_7055

Caballo siendo aperado en una de las calles de Monguí

Por: Javier Andrés Escobar G.

Niño que espera a su padre junto a su burro

Mejor no pudo describir este ambiente de calma en Monguí Jorge Franco ‘(…) Mientras Colombia se desangra Monguí parece vivir al margen, como en ese pueblo blanco al que le canta Joan Manuel Serrat, donde “por no pasar ni pasó la guerra, solo el olvido”, así Monguí todavía se concentra en sus tradiciones ancestrales, con un turismo que todavía las respeta (…)’ (El Tiempo, 2015). Para mí en ese “olvido” es donde radica la mayor belleza de Monguí, aún es un destino turístico que guarda su autenticidad.

IMG_7133

Mujer vendiendo cebolla larga en las calles de Monguí

IMG_7065

Habitantes de Monguí

Claro que todo este escenario costumbrista no sería igual sin la hermosa mezcla de sus casas de estilo colonial y otros aires arquitectónicos que fueron llegando a través de los siglos y, que han tratado de homogeneizar pintándolas de verde y blanco y adornándolas con hermosos y vibrantes geranios rojos.

Por: Javier Andrés Escobar G.

Balcones con geranios

IMG_7046

Calles de Monguí

IMG_7123

Calles de Monguí

A estas alturas muchos de ustedes se deben estar preguntando ¿dónde queda este pequeño paraíso? Desde Bogotá hay alrededor de 231 kilómetros, es decir 3 horas y media tomando la carretera Bogotá-Tunja-Paipa-Duitama- Nobsa, aunque si llegan hasta Sogamoso, también es posible llegar desde esta ciudad. Las carreteras para llegar están en muy buen estado, exceptuando el último tramo de llegada a Monguí que tiene algunas irregularidades en el camino. El transporte público también llega hasta el pueblo sin problema. En la vía desde Bogotá se encontrarán sitios turísticos tan importantes como el Puente de Boyacá, donde aparte de hacer una parada para conocerlo, les recomiendo el café que hay a la entrada ¡venden unas arepas boyacenses y un capuchino increíbles!

En Monguí encontrar hospedaje es bastante fácil en temporada baja, si es lo contrario yo me aseguraría con anterioridad, pues el pueblo es bastante pequeño y los hoteles, hostales y hospedajes no es que sean muchos. Yo me quedé en el Hotel/Hostal Calicanto Real en donde su propietaria Celina, es familiar de uno de los hijos más famosos de Monguí: el poeta el Indio Rómulo. Algunas de las paredes de la taberna del lugar están decoradas con frases célebres del poeta como “Ahora que tienes plata te hace daño lo barato. Recuerda que te criaron con papa, maíz y guarapo” ¡ja ja ja!

Aunque este Hostal/Hotel, recomendado por Lonely Planet, es bastante acogedor, misterioso por su decoración y muy bien ubicado, no es apto para los más exigentes, para ellos recomendaría el Hotel Monguí Plaza que queda en el parque principal en el costado que queda al frente de la basílica menor, pero tampoco es el Hotel Plaza de Nueva York… para los que quieren eso, está el Hotel Estelar de Paipa ¡ese sí los complacerá! Y queda a una distancia no tan lejana de Monguí.

IMG_7143

Hostal Calicanto Real

IMG_7002

Hostal Calicanto Real

Por: Javier Andrés Escobar G.

Casa del Hostal Calicanto Real al lado del Puente Colonial de Calicanto

Si se quedan en el Hostal Calicanto al salir de él se encontrarán con el Puente Colonial de Calicanto, una de las principales atracciones del pueblo que cruza el río Morro. Este puente fue construido en el tiempo de la colonia para asegurar el camino hacia los llanos orientales y hoy es de uso exclusivamente peatonal para su conservación.

Por: Javier Andrés Escobar G.

Puente Colonial de Calicanto

Si siguen su camino, por las calles tapizadas en ladrillo hacia la plaza principal, se encontrarán con la  capilla de San Antonio construida en el S. XVIII en honor a San Antonio de Padua.

Por: Javier Andrés Escobar G.

Capilla de San Antonio en Monguí

Por: Javier Andrés Escobar G.

Interior de la capilla de San Antonio

Al llegar a la plaza principal, por supuesto, verán la hermosa basílica menor de Nuestra Señora de Monguí, declarada monumento nacional en 1975 y, el convento de los franciscanos, hoy museo religioso, que se encuentran en remodelación. Debido a esto no pude ver el famoso cuadro de la Virgen de Monguí que llegó al pueblo gracias a que fue un regalo del rey Felipe II al cacique Monguí cuando este lo visitó en España. Cuenta la historia que el cacique Sogamoso también estaba en dicho viaje y que inicialmente él era el dueño del cuadro de la virgen que terminó en manos de su acompañante. En el museo también encontrarán obras del famoso pintor neogranadino Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos.

Por: Javier Andrés Escobar G.

Basílica menor de Nuestra Señora de Monguí

IMG_7091

Basílica y convento en restauración

En esta misma plaza verán la Institución Educativa Técnica de Monguí que es otra de las edificaciones que le añaden belleza al pueblo. Además, verán muchas tiendas en las que venden ¡balones de fútbol! Así es, leyeron bien, balones. Uno de los fuertes de Monguí es la producción de este artículo deportivo. Hay varias estatuas en los alrededores que conmemoran tan importante actividad.

Por: Javier Andrés Escobar G.

Calles de la plaza principal

Por: Javier Andrés Escobar G.

Institución Educativa Técnica de Monguí

IMG_7089

Museo del balón

IMG_7073

Tienda de balones

IMG_7092

Estatua de cosedora de balones

Por último, si quieren hacer algo de ejercicio y llegar vivos a ‘La Otra Vida’ podrán subir las escaleras que hay en la calle del mismo nombre al lado del monasterio y con esto ¡se acabó el pueblo! Al terminar su recorrido pueden irse a alguna de las tiendas a tomarse una cerveza acompañada por una arepa o una génova y, tal vez, se encuentren a Félix y lo ayuden a llegar a su casa sano y salvo como siempre lo hace cuando ‘está pasado de polas’.

IMG_7129

La Otra Vida

IMG_7066

Arepa boyacense y génova

En los alrededores de Monguí está el Páramo de Ocetá que es uno de los mejor conservados de Colombia y cerca a Sogamoso está la famosa Laguna de Tota y sus paisajes que no tienen nada que envidiarle a los paisajes europeos.

IMG_7146

Laguna de Tota

IMG_7153

Paisajes con cultivos alrededor de la Laguna de Tota

Para terminar, espero que cada uno de ustedes disfrute lo que Boyacá tiene para sus mercedes, tanto como lo hice yo recorriendo este espectacular pedazo de Colombia.

IMG_7162

Oveja en la Laguna de Tota

¡Hasta la próxima comadres y compadres!

P.D.

Versión completa del escrito de Jorge Franco para El Tiempo:

http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/especial-los-pueblos-patrimonio-mongui/16198095

2 pensamientos en “¡De Boyacá para usted, sumercé!

  1. Gracias por tan hermoso documental sobre mi amado Mongui…Mirando y leyendo me dan ganas de regresarme paralla tavez un dia no muy lejano.
    Muy lindo el articulo, me transporte a mi infancia gracias..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s