It’s Better in the Bahamas!

Por Mariana Orozco Blanco

No tengo claro en qué momento me convertí en la agente de viajes de la familia, pero ya desde hace al menos un par de años que ejecuto esta importante función. Una vez se decidió que el plan de fin de año sería irnos en un crucero a las Bahamas, con la ayuda del seleccionador de cruceros de Royal Caribbean, escogí el barco Majesty of the Seas, que partía del Puerto de Miami el 29 de Diciembre de 2014 y atracaba nuevamente allí el 2 de Enero de 2015. Intenté hacer la compra de 3 camarotes interiores sencillos, directamente por la página de Royal Caribbean, pero nunca me dejaba hacer el proceso completo.

The Majesty of the Seas

Buscando otra forma de hacerlo, encontré que páginas como despegar.com manejan precios con descuentos bastante buenos, sobretodo para paquetes de vacaciones todo incluido con cruceros. Pagamos aproximadamente $1.600.000 por persona, los 4 días de crucero con alimentación, que realmente lo consideramos ¡una ganga! Luego hice las compras de los tiquetes de avión ida y vuelta, Barranquilla-Miami, que costaron $1.700.000 por persona con Avianca.

Unos días antes de partir, mi hermano nos hizo ver “la importancia” de tomar el plan de bebidas ilimitadas, ya que al consumir bebidas alcohólicas de manera individual nos saldría mucho más costoso. Lo que deben saber para decidir, es que éste plan cuesta 50USD por persona, por día; es decir que cada uno de nosotros debía pagar 200 USD para tener cubiertos los 4 días de crucero. De no tomar el plan, se tiene derecho a llevar 2 botellas de vino por cada camarote y con las comidas pueden tomar bebidas no alcohólicas. Los precios de bebidas alcohólicas van desde los 6 USD por cervezas y hasta 15 o 16 por cocteles. Depende entonces de la capacidad de su hígado, la decisión de tomar el plan o no. Nosotros lo compramos para 4 de las 6 personas que iríamos y en realidad sólo 2 se aprovecharon totalmente la “ilimitación”.

Llegamos a Miami y nos quedamos en un hotel cercano al puerto en donde solo pasaríamos una noche. El 29 de diciembre tomamos taxi para ir a la terminal de Royal Caribbean, si llevan poco equipaje y están cerca al puerto como nosotros, pueden irse caminando perfectamente. Inmediatamente un encargado del equipaje nos dio las etiquetas para las maletas y se las llevó todas, asegurándonos que las maletas serían puestas en la puerta de nuestros camarotes. Al principio nos miramos todos un poco escépticos y deseando de todo corazón que efectivamente nuestras maletas aparecieran en el barco. Luego pasamos a hacer la fila para embarcar y mostrar toda nuestra documentación, un proceso que nos tomó alrededor de 1 hora.

Bahamas 2

  Puerto de Miami

El proceso de embarque era hasta las 3 pm porque el barco salía puntual a las 4 pm. Nosotros llegamos a las 11 am para evitar afanes innecesarios. Antes de embarcar les entregarán su Sea-Pass, que además de ser la llave de su camarote, es donde encontrarán toda su información específica como la hora, el lugar y el número de mesa en donde deben tomar la cena cada día, número de camarote, número de grupo de evacuación, un código de barras y si adquirieron algún plan especial, como el de bebidas ilimitadas, le pondrán un sticker a la tarjeta para indicarlo.

Al medio día ya estábamos en el Majesty of the Seas. Lo primero que nos encontramos fue el “Centrum” del barco, que es un lobby alrededor del que se ubican los diferentes restaurantes, bares y tiendas. A esa hora nada estaba abierto aún, entonces nos dirigimos al piso 11, en donde debíamos tomar el almuerzo a partir de las 2 pm. Como era temprano, nos ubicamos en el área de la piscina y ordenamos las primeras cervezas del día.

Bahamas 3

Centrum

Bahamas 4

  Piscina

Se hicieron las 2 de la tarde y ya bastante hambrientos, nos fuimos a almorzar. Hay comida de todos los colores, sabores y olores, de todas partes del mundo y para todos los gustos. Mejor dicho, si usted dice que no encuentra qué comer es porque no le da la gana. Yo quería servirme de todo un poco, pero me controlé pensando en que iba a tener otros 3 días para darme todo el gusto que quisiera. Una recomendación, trate de llegar temprano, en especial si va con un grupo grande porque sino le tocará esperar a que se desocupe una mesa.

Luego de almorzar, fuimos a los camarotes y con júbilo vimos que como por arte de magia, nuestras maletas estaban en frente de las puertas. El interior de los camarotes de clase económica, como es de esperarse en un barco, son la eficiencia en pasta, tienen lo justo y necesario, ni un centímetro más. No son para nada incómodos a excepción de la ducha, en la cual mi tío aseguraba que cuando se bañaba, no podía girar sobre su eje.

Bahamas 6

Camarote

Si usted desea pasar mucho tiempo en el camarote, sería recomendable que tomara uno de los exteriores con balcón, que son más costosos. Los internos que escogimos eran perfectos para nosotros porque solo los necesitábamos para dormir y acicalarnos y, la diferencia en dinero, era bastante atractiva para gastarla en otra cosa, como en el plan de bebidas ilimitadas por ejemplo.

A las 3 pm había un simulacro de evacuación obligatorio, cada número de grupo de evacuación tiene un punto de encuentro específico y luego la tripulación nos guía hacia los botes salvavidas. Es un proceso de rutina, pero muy importante si no quiere acabar como Jack en el Titanic. Si abordó tarde el barco, hay otro simulacro a las 6 o 7 pm.

Después de prepararnos para lo peor, dimos una vuelta por el Centrum, en donde ya todas las tiendas estaban abiertas. Hay joyería, souvenir shop, licorera y galería de arte, tiendas en las que hacen promociones a diferentes horas todos los días. La licorera hace también degustaciones de whisky gratis…aunque si tomó el plan de bebidas ¿para qué irse a matar con el resto del mundo por dos copitas?

En el Sea-Pass, como les comenté, se indica la hora y el restaurante en el que cada uno debe tomar la cena. La de nosotros indicaba que debíamos estar a las 6:30 pm en el Starlight, que quedaba en el 4 piso. El otro posible turno para cenar era a las 9 pm.

La cena es a la carta y es un evento totalmente diferente al almuerzo. La gente se viste muy elegante para hacerlo a excepción de unos cuantos, quienes como yo, llevaron 3 “chiros” dentro de la maleta y luego se dieron cuenta que no tenían qué ponerse. Lo bueno es que nadie te dice nada si no vas acorde a la etiqueta porque a nadie le importa.

El Sea-Pass también dice el número de mesa en la que te sentarás todas las noches. La comida es absolutamente deliciosa, en especial los panes y el Crème brûlée, del cual debo confesar, me enamoré perdidamente.

Bahamas 6 copy

Crème brûlée

Todos los días se organizan actividades para los turistas de todas las edades. Por las noches casi siempre hay rumba y bares con música en vivo para mayores de edad, en distintas partes del barco. Además, el fin de año presentó una ocasión más para celebrar, el staff del barco programó una fiesta en el Centrum, con música en vivo a cargo de un grupo colombiano. Para mí fue una dicha escuchar “Mi Muchacho”, de Diomedes Díaz el 1ro de Enero de 2015, en medio del océano.

En cada uno de los bares también había fiesta, para que los pasajeros disfrutaran de esta noche como quisieran, nosotros escogimos el de música latina, pero para nuestra sorpresa encontramos música retro norteamericana… el grupo colombiano estaba en el Centrum. Yo personalmente no disfruté mucho del tema de rumbas porque además de que el Dj puso la misma playlist todas las noches, era más importante levantarme temprano y aprovechar el día siguiente, en vez de amanecer enguayabada y estar toda la mañana en cuidados intensivos.

Bahamas 8

Celebración de fin de año

La primera parada del Majesty of the Seas fue CocoCay, la isla privada de Royal Caribbean. El verdadero nombre de CocoCay, es Little Stirrup Cay y hace parte del Distrito de Berry Islands, una cadena de 30 pequeñas islas y más de 100 cayos e islotes, ubicados a unos 50 km al norte de la capital, Nassau. El atractivo de la isla consiste en los diferentes deportes acuáticos que se pueden practicar y en disfrutar de las maravillosas playas y aguas cristalinas.

Bahamas 9

   Turistas disfrutando de las aguas tranquilas de CocoCay

La siguiente parada fue Nassau. Apenas habíamos desembarcado cuando uno de los locales nos ofreció un tour por toda la isla en una van, a 20USD por persona. Teniendo en cuenta el poco tiempo que tendríamos para conocer la isla decidimos tomarlo. Si se cuenta con más tiempo, probablemente sea más económico y agradable rentar una bicicleta o caminar sin apuros por la ciudad.

Nassau como capital, es la ciudad más importante del archipiélago, ubicada en la isla Nueva Providencia y cuenta con el 70% de la población total del país, unos 240.000 habitantes aproximadamente. Tiene un clima perfecto, las temperaturas oscilan entre los 20 y los 26 grados centígrados y en verano sólo se percibe un poco más de humedad. Para mí eso era razón suficiente para quedarme eternamente allí, pero lastimosamente no se pudo.

En 1656 Nassau fue fundada bajo el nombre de Charles Town, en honor al rey Carlos II de Inglaterra. Nueva Providencia era utilizada y gobernada por piratas para interceptar las flotas francesas y españolas, motivo por el que la ciudad fue destruida y reconstruida varias veces entre 1685 y 1718, año en el que el gobierno británico recuperó el control de la isla. En los años siguientes, Nassau se vio beneficiada por las distintas guerras que tuvieron lugar en sus cercanías, porque se volvió en un punto estratégico para el contrabando en el caribe pero también fue objetivo de varios intentos de invasión por parte de la corona Española.

Para la fecha, Nueva Providencia contaba solamente con el Fuerte Nassau, ubicado al norte de la isla, en lo que hoy es el Hotel British Colonial Hilton. En 1741 el gobernador Jhon Tinker preocupado por la vulnerabilidad de la colonia, ordenó la construcción de un segundo fuerte hacia el costado oriental. El Fuerte Montagu fue terminado en 1742.

Bahamas 10

   Fuerte Montagu

Montagu fue el primer fuerte de Nueva Providencia en caer durante la guerra de independencia estadounidense y la primera victoria para el Cuerpo de Marines de Estados Unidos.

Una vez el control británico fue restablecido definitivamente en 1783, Jhon Murray, mejor conocido como Lord Dunmore, gobernó la isla entre 1787 y 1796, años durante los que se construyó el Fuerte Charlotte sobre una colina que permitía una perfecta visión de todo el puerto y de la vecina Isla Paraíso.

Bahamas 11

Fuerte Charlotte

Bahamas 12

Vista de la ciudad y el puerto desde el Fuerte Charlotte

Con las adiciones del Fuerte Stanley y el Fuerte D’Arcy, en los costados sur y occidental del Fuerte Charlotte, la totalidad de la construcción se terminó en 1819. La sola presencia del fuerte desanimó a los posibles agresores, tanto que nunca hubo necesidad de disparar una sola bala de cañón.

Bahamas 13

       Mapa turístico del Fuerte Charlotte

Si usted es de esas personas que le encantan comprar joyas y perfumes, Nassau es el lugar ideal para hacerlo. Sobre Bay Street, se ubican marcas muy exclusivas como Cartier, Bulgary, Rolex entre otras y, manejan precios más bajos de los que se pueden encontrar en otras partes del mundo. Si no quiere comprar, no importa, el solo hecho de entrar a las tiendas ya es un atractivo por sí solo porque están maravillosamente decoradas y derrochan lujo. También hay tiendas de ropa, souvenirs y restaurantes y es una caminata bastante agradable que no debe dejar de hacer.

Bahamas 14

  Bay Street

Al Nor-Oriente de Nueva Providencia se encuentra Isla Paraíso, donde se ubican costosas mansiones y resorts de fama mundial. Si usted es amante de los parques acuáticos, no puede dejar de ir a Atlantis Paradise Island, el “pasadía” cuesta 150USD y le da acceso a todas las atracciones de agua y área de piscinas. Yo me conformé con ir a conocer el lobby y el casino porque el tiempo no hubiera sido suficiente para disfrutar del parque.

Bahamas 15

  Vista de Isla Paraíso y Atlantis (a la izquierda)

La tercera y última parada del Majesty of the Seas fue Key West o Cayo Hueso, ya en territorio norte-americano. Key West concentra el 32% de la población de los Cayos de la Florida, un archipiélago de aproximadamente 1700 islas al sur del estado de Florida. Es conocida como la ciudad más meridional del territorio continental estadounidense y es posible llegar en carro desde Miami, por una serie de puentes que conectan los cayos.

Para conocer la isla hay varias opciones entre las cuales usted podrá escoger dependiendo de su tiempo y su presupuesto. Nosotros escogimos el Conch Tour Train, un tren que recorre los puntos más interesantes de Key West en 2 horas 45 minutos, por un valor de 20USD por persona.

Bahamas 17

Conch Tour Train

El nombre “Conch” del tour, se utiliza mucho en Key West ya que a sus habitantes les gusta referirse a los Cayos de la Florida como República Conch o República Concha.

El nombre de República Conch se utilizó a manera de protesta a un bloqueo impuesto por las autoridades de frontera de Estados Unidos en la carretera que conectaba el archipiélago con el resto del país. El 23 de Abril de 1982 el alcalde de Key West, al no recibir respuestas positivas sobre el levantamiento del bloqueo, decretó la independencia de todos los Cayos y a manera simbólica de rebelión, los ciudadanos lanzaron panes a un hombre vestido con el uniforme de la Fuerza Naval estadounidense. Luego de 1 minuto de “rebelión” el alcalde se rindió y solicitó a los Estados Unidos 1 billón de dólares en ayudas después de un “largo” asedio federal.

Es una historia cómica que ilustra un poco la actitud y la cultura de los habitantes de los cayos, que hoy cuentan con el pasaporte de Estados Unidos y con el de la República Conch y celebran anualmente su independencia.

Bahamas 18

  Pasaportes de la República Conch

Cuando mis amigos me preguntaban: ¿qué tal Key West? Yo les decía que era tan perfecto que me daba miedo y, es que no era para menos. Key West es una isla totalmente utópica, con una gente que lanza pan a manera de protesta, limpia, con un clima súper agradable, unas playas hermosas, unas calles de envidiar, donde se camina tranquilo y relajado, parecía todo un cuento, era ¡demasiado perfecto!

Tan perfecto era, que el famoso escritor Ernest Hemingway tenía una casa acá para pasar los inviernos. Si es fanático bien valdría la pena pagar 13 usd para visitar la casa que actualmente funciona como museo y está abierto a los turistas entre 9:00 am y 5:00 pm. También es posible celebrar allí matrimonios y eventos especiales.

Bahamas 20

Entrada a la casa de Hemingway

Por último, si tienen la oportunidad, vayan a Mallory Square a ver un atardecer y a disfrutar de una experiencia auténticamente Conch. Una hora antes de que empiece a caer la noche, los artistas se reúnen aquí y cientos de turistas llegan a ver los espectáculos que ofrecen, así que si quiere tener un buen puesto, es recomendable llegar temprano. Esta fue otra de las cosas que tuve que perderme porque debíamos estar en el barco antes de las 4 pm, pero mientras partíamos pude ver el espectáculo de las luces en Mallory Square desde otra perspectiva.

Bahamas 21

Mallory Square desde el Majesty of the Seas

El Majesty of the Seas, regresó al puerto de Miami el 2 de Enero de 2015, a las 7:00 am. Quedamos con muchas ganas de repetir la experiencia, porque realmente todo el personal que nos atendió, lo hizo con la mejor actitud y el mayor gusto, haciéndonos sentir verdaderamente especiales. Además, en algún momento debo reencontrarme con el Crème brûlée de mis sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s