La enigmática Budapest

Estoy seguro que todos los que son Escobar y son colombianos, como yo, han vivido uno que otro momento incómodo en alguno de sus viajes. Claro está, que para los que sí tienen algún vínculo con Pablo Emilio, aquel tenebroso personaje que manchó la historia de Colombia, debe ser mucho más tormentoso.

Pero bueno, después de un tiempo uno se empieza a acostumbrar a que le hagan el doble de preguntas que a cualquier otro pasajero al llegar a un país; que le chequeen el pasaporte con mucha más inquisición; que le revisen una vez más la maleta o ¡hasta que le den la bienvenida como a un personaje muy importante como me pasó en Amsterdam! Yo sé que muchas de estas situaciones también las viven muchos de mis compatriotas, y todo a causa de la mala imagen y legado que dejó el mismo personaje en el país del sagrado corazón. Los Escobar las vivimos multiplicadas por dos.

Parlamento Húngaro con el río Danubio

Ni hablar de la gente que uno conoce y empieza a hacer sus chistes con las drogas y demás, con el tiempo uno se va volviendo inmune a las críticas y termina siendo el mejor embajador del país en otras tierras, pues se empiezan a resaltar todas las maravillas de nuestra “tierra querida”. Así que, tanto el apellido como la procedencia, generalmente causan malestares y dolor de patria, pero… ¡esta vez no fue así! Por primera vez le saqué provecho a ser Escobar.

Esto pasó en un elegante crucero por el Danubio, el río que cruza Budapest la enigmática capital de Hungría. Yo estaba vestido para la ocasión con una camisa en lino de rayas azules y verdes; un pantalón azul y unos mocasines. Lo único diferente en mí look ese día era mi pelo, que decidí echármelo un poco hacia atrás. Una vez empezó el opulento buffet de delicias húngaras me paré hacia la comida y estando en la fila se me acercó un mesero y me dijo que respetuosamente me iba a decir y preguntar algo:

–       Señor, usted parece un actor sacado de una película de la mafia italiana, ¿De dónde es usted?

A lo que le respondí:

–       De Colombia ¿Sí sabe dónde queda?

–       Claro que sí –me dijo-

E inmediatamente vino la consabida pregunta:

–       ¿Pablo Escobar?

Y pues esta vez decidí que iba a divertirme con la situación y le dije:

–       Sí, yo también soy Escobar –y en ese momento saqué mi billetera y le mostré mi cédula–

La cara del hombre fue de incredulidad,  se puso nervioso y de ahí en adelante tuve el mejor servicio que ustedes se puedan imaginar, no me tocó volverme a parar de la mesa, una vez se acabó la botella de champaña, que compartía con mis amigas inglesas, inmediatamente el hombre nos trajo una nueva mientras que en otras mesas no lo hicieron; por último, al bajarnos, por poco y me hace venia al despedirse ¡Jajaja!

Esto fue tan claro que otras personas que iban en el tour me preguntaron y les conté toda la historia, las burlas de todos no se hicieron esperar y de ahí en adelante nunca pararon a lo largo del viaje…

Como podrán inferir, mi primer plan recomendado es el crucero que deben tomar por el famoso río Danubio, que cruza la hermosa ciudad y que es protagonista del gran vals del Danubio Azul compuesto por Strauss. Si hacen este crucero podrán ver algunos de los sitios que deberán visitar como el parlamento que de noche es ¡impresionante! y por dentro mucho más.

IMG_3580

Salón de sesiones del Parlamento

IMG_3584

Corredor del Parlamento

Otro de los sitios turísticos que verán durante el recorrido del crucero es el puente Francisco Fernando construido en honor al famoso emperador de Austria y Hungría Francisco Fernando, esposo de la célebre emperatriz Sissy. Esta mole, también conocido como Puente de las Cadenas, es uno de los puentes que une las dos partes de la ciudad-Buda y Pest.

IMG_3631

Puente de las Cadenas o Francisco Fernando

Sí, la urbe está dividida en dos. El castillo –que fue remodelado hace muy poco tiempo y que hoy sirve como Museo de Arte Nacional – y la parte residencial quedan en Buda que es una montaña. El resto de la ciudad queda en Pest. La ciudad en general es misteriosa pues algunas de sus edificaciones son muy bonitas pero se encuentran en mal estado debido a la complicada situación económica que ha vivido el país, por lo que le da en algunas áreas un aspecto descuidado y algo fantasmagórico.

IMG_3557

Palacio Nacional- Hoy es el Museo de Arte Nacional

IMG_3651

Edificios en mal estado

Sin embargo, Budapest (o Budapeshht como lo pronuncian los húngaros) atrapa. La ciudad es bastante fácil de recorrer, podrán hacerlo a pie, en tranvía o en metro. También podrán hacerlo en bicicleta, eso sí, le dicen a su guía que eviten ir a Buda porque esa loma los dejará ¡sin aliento y más en verano! La oferta hotelera que encontrarán es bastante variada pero si van en plan “high life” sólo hay un recomendado: el Four Seasons. Este hotel es todo un ¡espectáculo! Pero bueno, como no muchos se pueden dar ese lujo, igual este debe ser una parada obligada  para conocerlo y tomarse un buen café con un postre típico húngaro, como lo es la torta de chocolate hecha con la receta local. El hotel está ubicado justo al frente del puente Francisco Fernando en la parte de Pest.

IMG_3706

Four Seasons- Budapest

Cuando estén en Buda tendrán la mejor vista de Pest con el Parlamento al lado del río Danubio. En Buda, aparte del Castillo encontrarán el Bastión de los Pescadores que es como el mirador de la ciudad y también verán varios restaurantes para sentarse a tomar algo, especialmente si están en verano, lo necesitarán pues las temperaturas superan los cuarenta grados (los inviernos son igual de intensos).  También en Buda está la iglesia católica de Matías, fíjense bien en el techo donde podrán ver que tiene algo de influencia “medio-oriental”, y esto es debido a que los turcos ocuparon Hungría en los tiempos de la expansión del Imperio Otomano. De esa invasión quedaron varias tradiciones en la cultura húngara como el café y los baños turcos que son muy famosos en la ciudad.

IMG_3525

Iglesia Católica de Matías- Bastión de los Pescadores

A mí nunca me han gustado las piscinas públicas y me imagino que a muchos de ustedes tampoco, pero los baños termales de Széchenyi que funcionan desde 1913 los deberán visitar (Así sea para verlos por fuera). Son bastante bonitos y tienen una arquitectura neo-barroca que hace que uno sienta que se devuelve en el tiempo. En el lugar también podrán hacerse masajes y relajarse un tiempo. Otros baños termales en la ciudad son los del famoso Hotel Gellert, que en mi opinión es decadente y le falta una buena remodelación. Eso sí para hacerse todo esto deberán llevar algunos cientos de florines húngaros.

IMG_3617

Baños termales de Széchenyi

IMG_3731

Puente de la Libertad con el Hotel Gellert de fondo

Al lado de los baños de Széchenyi queda el zoológico que es bastante famoso y hay varios restaurantes que son muy buenos y tradicionales en esta zona. Uno de los más reconocidos en el restaurante Gundel que lleva en funcionamiento más de ¡100 años! Otras zona de buenos restaurantes es Liszt Ferenc.

IMG_3641

Liszt Ferenc

Cuando salgan de la zona de los baños hacia el centro de la ciudad, verán un parque muy bonito con un pequeño castillo que es utilizado por el gobierno como la sede del Ministerio-Museo de Agricultura y hay un lago artificial utilizado para dar paseos en botes. Después del parque se encontrarán con uno de los monumentos más impactantes que yo haya visto en el mundo: la Plaza de los Héroes. Varios caballos cargando a unos guerreros vestidos en pieles de animales, batalladores que ayudaron a conquistar las tierras donde hoy se encuentra Budapest, son la principal atracción de este monumento. Alrededor de la plaza se encontrarán varios museos para los fanáticos del arte.

IMG_3606

Castillo del Museo de Agricultura

IMG_3648

Plaza de los Héroes

IMG_3650

Guerreros de la Plaza de los Héroes

A todo el frente de la plaza se encontrarán con una de las avenidas más famosas y concurridas de la ciudad: Andréssy. Esta avenida tiene una gran particularidad, y es que todas sus edificaciones son más altas a medida que se acercan al centro de la ciudad. En esta calle se encuentran embajadas, atracciones como el Museo del Terror (que son como los cuarteles de la policía de la época comunista húngara). En esta cuadra también podrán encontrar diferentes tiendas para hacer sus compras. Otras calles para shopping son: Váci Utca y la Deák Ferenc.

IMG_3659

Museo del Terror

IMG_3658

Parada del Metro en Andréssy

Si tienen hambre y quieren probar algo típico les recomiendo intentar los lángos que son unos panes fritos –como pizzas– cubiertos con queso y con diferentes salsas ¡delicioso! También podrán probar los envueltos de repollo y el goulash de carne.

IMG_3684

Mujer preparando lángos

IMG_3687

Lángos

Si aún tienen tiempo ¡queda mucho por recorrer! La plaza de la Basílica de San Esteban es un lugar muy amañador y a la vuelta de esta plaza podrán encontrar la ópera de Budapest que vale mucho la pena visitar.

IMG_3595

Basílica de San Esteban

IMG_3672

Ópera de Budapest

La estatua del arlequín, que es muy famosa en Budapest, queda en el recorrido por la ribera del Danubio cerca al Hotel Intercontinental. En este recorrido se encontrarán con muchas ventas de los famosos bordados húngaros y también con uno de los fenómenos más famosos y tristes de estos países de Europa del Este: la prostitución.

IMG_3629

Estatua del Arlequín en la ribera del Danubio

Otro de los planes más recomendados en Budapest es visitar el Parque del Comunismo, que está lleno de estatuas y restos de estatuas de la época comunista. Es bastante interesante.

Otras paradas son el Mercado Municipal, la estación de trenes de Budapest y el McDonald’s cercano a la estación de trenes ¡elegantísimo! estos tres sitios tienen una arquitectura y atmósferas muy particulares que mezclan pasado y futuro.

IMG_3725

Mercado Municipal de Budapest

IMG_3726

Vista general del Mercado Municipal

IMG_3718

Diferentes tipos de calabazas y pepinos en el mercado

IMG_3666

Estación de trenes- Budapest

IMG_3665

Interior Estación de trenes- Viaje al pasado

IMG_3663

¡McDonald’s! aunque no parezca

Y para los más rumberos hay bastantes bares donde pueden sentarse a tomar una cerveza, al que yo fui se llama Szimpla en la Kazinczy Utca, que es como un “bar de ruinas”  y está lleno de cosas hechas de chatarra. Pero si ese no les gusta, alrededor hay muchos bares a los que podrán entrar.

IMG_3563

Bar Szimpla

Como pueden leer y ver Budapest es una obra de arte con muchos tesoros escondidos que tal vez pasan desapercibidos y que deben ser visitados por todos. Al igual que Hungría que por ser un país tan pequeño a veces pasa inadvertido en el panorama mundial, pero sus tierras han sido cuna de varios ganadores del Nobel y de famosos personajes como el gran Houdini. Así que aquí hay un destino que deben incluir en su lista de viajes obligados, ¡sé que lo disfrutarán tanto como yo lo hice!

IMG_3522

Vista de Budapest desde el Bastión de los Pescadores y al fondo se alcanza a ver la Isla Margarita

2 pensamientos en “La enigmática Budapest

  1. Javi: disfruté muchísimo tu recorrido por Budapest, pues estuvimos hace poco tiempo y me hiciste evocar… clar que tu eres mejor viajero que yo, y mas observador¡¡ lo cual me complementó mi recuerdo. Felicitaciones¡¡
    Myriam Bernal

  2. Javi, es increíble tu sensibilidad, quedo atrapada en tus artículos llenos de anécdotas, fotos y detalles encantadores. Me encanta. Felicitaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s