Las puertas de Escandinavia

Estaba en mora de visitar alguno de los países escandinavos. Finalmente, tuve la oportunidad de ir a Dinamarca el país que abre al mundo las puertas de la ‘lejana’ Escandinavia. Esta región que hace parte de la Unión Europea la componen también Noruega, Suecia y Finlandia.

Copenhague

Siempre que se piensa en estos países se cree que todo es muy ordenado y que no se mueve una hoja, en parte es cierto. Copenhague, la Capital de Dinamarca es cuasi perfecta. Es claro que en invierno las temperaturas bajan mucho más que en el resto del continente y, entre más arriba geograficamente hablando, la situación es más grave. Los días que yo estuve conté con mucha suerte pues el clima estaba en óptimas condiciones para ser principios de marzo. Sol y una agradable temperatura de 2 grados, créanme es agradable después de vivir la tortura de la nieve y las inclemencias de la escala negativa.

De todas maneras con buen o mal clima esta capital tiene una vida bastante agitada llena de sitios por visitar. Algunos de ustedes ya deben estar pensando en algo por lo que es famosa la ciudad de Copenhague. Sí, señoras y señores ¡la sirena de Copenhague! La sirena está ubicada en la bahía del puerto cerca al Parque Lingelinie. Muchos se decepcionan de ella, pues la verdad es solo una pequeña estatua en remembranza de la historia del danés Hans Christian Andersen, que dio pie para la famosa película de Disney. ¡Eso sí! Hay una amplia diferencia entre la versión de los hechos norteamericana y lo que sucede en el verdadero cuento ¿Algún parecido con la realidad?

cop 10

Sirenita de Copenhague

Pero bueno, para llegar a la sirena se pasarán por muchos sitios de fotos obligatorias y una vez más… ¡ sitios perfectos! La opera de Copenhague es uno de ellos.

cop 6

Opera de Copenhague

El palacio de Amalienborg y la Iglesia de Federico, también conocida como la Iglesia de Mármol, son sitios que se deben visitar. El primero es el palacio donde vive la reina Margarita y su familia. El segundo es la iglesia, que como dicen en la gran mayoría de ciudades europeas de sus iglesias, tiene uno de los domos más grandes de Europa y del mundo. Ambas construcciones son simples y sencillas, pero no dejan de tener una elegante belleza.

cop 8

Palacio de Amalienborg y domo

cop 9

Otro ángulo del palacio

Siguiendo el recorrido pueden hacer una parada para comer o tomar algo por Nyhavn o el nuevo muelle, un canal decorado a lado y lado con las típicas coloridas casas, estrechas y de varios pisos, de los países protestantes. Además, en el canal encontrarán unas embarcaciones que dan la sensación de estar en una ciudad llena de marineros.

cop 4

Nuevo Muelle

cop 7

¡Un lugar muy agradable!

Si paran a almorzar, podrán descubrir muchos deleites daneses. Como entrada podrán intentar algún tipo de salmón o arenque con pan de centeno. Como plato fuerte podrán seguir con algo que tenga carne de cerdo que es la más consumida en este país. Si el cerdo no es su fuerte, podrá seguir con más pescado ¡lo hay en todas sus formas! No se equivocarán. ¡Ah! y claro si quieren algo de panadería recuerden que una gran mayoría de galletas, panes, pasteles y demás vienen de esta refinada cocina. ¡Así que lleven muchas coronas para que disfruten hasta más no poder!

cop 13

Sánduche de salmón

En la tarde se podrían pasear por Stroget una de las calles principales para hacer sus compras y parar en la Rundetarn o Torre Redonda para apreciar una buena panorámica de la ciudad desde lo alto. Si ya están muy cansados en toda la ciudad hay bastantes lugares para pasar la tarde tomándose un café o una cerveza Carlsberg, que es producida en tierras danesas.

cop 5

Centro de la ciudad

Para el día siguiente, pueden empezar por Christiania, claro está después de comerse unos buenos pancakes redondos de desayuno. Christiania es una especie de zona de tolerancia que tienen en Copenhague para los consumidores de droga, principalmente de marihuana. En este lugar se prohíben las fotos, pero es como trasladarse a un pueblo hippie después de hacer una breve caminata por un parque. Sus calles son destapadas y hay varias casas hechas de madera y pintadas de todos los colores. También se pueden encontrar con varias imágenes de Bob Marley y una especie de mercado de las pulgas.

cop 1

Después pueden seguir su paseo yendo al Museo Nacional de Dinamarca en donde se exhiben bastantes elementos de las culturas pasadas que habitaron las tierras danesas y escandinavas como los famosos ¡Vikingos! Si no les gustan los museos pueden ir al zoológico de Copenhague que tiene como atracción principal a sus osos polares y sus elefantes tailandeses, que por cierto se encuentran en muy buen estado y muy buenas instalaciones. Por último, pueden ir a los jardines del rey y terminar la noche en el parque de diversiones Tívoli.

cop 17

Oso polar en el zoológico de Copenhague

cop 15

Jardines del Rey

Me contaban mi amigo Samuel y Anne, su novia danesa, que toda esta perfección tiene su precio. Aparte de que el costo de vida es bastante elevado, cobran ¡hasta el agua de la llave en los restaurantes! Pues de alguna parte tienen que sacar para pagarle a los meseros ¡Jajaja! También, los impuestos que se pagan son muy altos. Pero no hay duda que es una de las sociedades más igualitarias donde no se notan tanto las diferencias sociales que sí se pueden percibir en otras ciudades europeas.

Si tienen un día extra podrían ir a Dragor un pueblo cercano para que almuercen allá y tengan la oportunidad de ver los hermosos paisajes daneses que combinan largas extensiones de trigales bordeando el oscuro mar Báltico con muchos molinos, generadores de energía eólica, de fondo.

cop final

Afueras de Copenhague con el mar Báltico de fondo

cop 19

Dragor

La verdad aparte de todos los sitios por visitar, en este país lo que más se disfruta es la atmósfera de tranquilidad y quietud que difícilmente encontrarán en otras ciudades europeas. Lo más agradable del cuento, es que todos los planes sobre los que escribí los pueden hacer sin gastar un solo centavo y a la vez haciendo ejercicio. Sí señoras y señores, una gran porción de la población utiliza como medio de transporte ¡la bicicleta! En ella van al trabajo, a estudiar y hasta a hacer mercado. Así que en Copenhague también se respira un aire mucho más puro.

Mucho tenemos que aprender los países suramericanos de estos desarrollados países del norte, claro está adaptándolo a nuestras propias realidades latinoamericanas.

 

Un pensamiento en “Las puertas de Escandinavia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s